Menú Cerrar

Desayuno

¿No te gusta desayunar?

¿Alguna vez has escuchado que es malo no desayunar?

Bueno en cuanto a esta teoría te aseguro que cada cuerpo es diferente, unos necesitan mucha comida y otros muy poca, depende del metabolismo, la rutina y de lo saludable de la comida que se ingiere; pero entonces, ¿debes o no desayunar?

Mi mejor consejo en este tema es: conoce tu cuerpo y siéntete bien con lo que comes, es decir, si no te da hambre y te sientes muy llena (o lleno) si desayunas pues no lo hagas, siempre y cuando no te den mareos o dolores de cabeza; si por el contrario necesitas desayunar siempre, elige la mejor hora para desayunar es decir cuando te de hambre y come lo que más te guste pero que no le haga daño a tu cuerpo.

Mi historia con el desayuno puede ser similar a la tuya, muchas comidas para mí son un caos debido a que mis métodos alimenticios son muy complejos dado que no siento mucho apetito al comer y sencillamente no me alimento, como esto no es muy saludable para mi estilo de vida activo, hace medio año que he decidido mejorar por lo menos lo que concierna al desayuno. ¿Cómo? Pues el cuerpo humano es de rutinas, por lo que decidí poner un horario de alimentación y el resultado fue:

Primero elegir la mejor hora, como no puedo salir de mi casa desayunada porque me siento muy llena y cargada, decidí llevar mi desayuno al trabajo, así que antes de salir de casa, me hago mi bowl de desayuno (al final lo encontraran) y adquirí la rutina de comer a las 9 de la mañana en mi puesto de trabajo leyendo las noticias, así que cuando son más de las nueve y no he comido milagrosamente me da hambre.

¿Qué debo desayunar?

Hay muchas personas que desayunan carnes, otras que no conciben comer solo fruta, así que come lo que tu cuerpo mejor asimile y que sea nutritivo. Una dieta de carbohidratos, proteínas y lácteos en la mañana es el ideal; pero si eres como yo, que no concibe desayunar con tocino pues come nutritivamente pero en cantidades ideales a tu cuerpo.

No importa que contenga tu desayuno, lo importante es que te aporte energía, no te enferme y te llene, así que es mejor comer alimentos que se vean cuantiosos y den la ilusión de que el plato de alimento es muy grande, adicional, comer con cubiertos pequeños hace que ingieras más cucharadas y se cree el efecto de que comiste demasiado, así no verás la necesidad de comer más hasta la hora de almuerzo.

Ahora bien, mi desayuno consta de una base de leche licuada con: avena, banano y proteína (solo para los días que entreno) la dejo lo más espesa posible para que me no sea tan fácil de ingerir y me llene más; a esta base le pongo frutas, las más frecuentes son: fresa, piña, mango, kiwi, uchuva o pitaya. Finalmente, le pongo el cereal que es granola integral con: avena en hojuelas, linaza en polvo, semillas de chía, almendras…

Espero de todo corazón consideres empezar a desayunar si no lo haces, y si lo haces disfrutes comer saludable en cantidades adecuadas para poder tener una vida más sana sin dolores de cabeza. Si haces ejercicio recuerda alimentarte muy bien para obtener mejores resultados, y si no haces mucho ejercicio come las cantidades ideales para no subirte de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *