Menú Cerrar

Tips fáciles para el cuidado facial

¿Cómo lavar tu cara evitando
imperfecciones?

El lavado facial es muy importante principalmente para aquellas personas que nos maquillamos en el día dado que la piel carga con una capa que no la deja respirar de forma natural y en muchas ocasiones no dejamos la piel suficientemente limpia o sin importar el lavado nos salen imperfecciones, es por eso que lo primero que se debe hacer para evitar impurezas es conocer el tipo de piel que tenemos, para posteriormente buscar un maquillaje ideal par ella; y finalmente hacerle un lavado profundo mitigando así la aparición de manchas, punto negros o acné.

Para conocer el tipo de piel que tienes basta durar todo un día sin maquillaje ni químico alguno, esto te ayudará a ver qué tanto brillo produce o que tan reseca es naturalmente tu cara, o si por el contrario tienes la suerte de contar con una piel neutral, siguiente a este paso, debes buscar maquillaje para este tipo de piel facial ¿Por qué? bueno hay unas bases o polvos que resecan mucho la piel entonces te pueden aparecer grietas y resequedades, o por el contrario, generan más brillo del normal y entonces andas todo el día con tu cara muy brillante incluso si te aplicas polvos.

Posteriormente a encontrar tu tipo de piel y su maquillaje adecuado debes lavar cada noche tu cara, este paso es muy importante para poder quitar todo químico de ella, así que: primero debes retirar todo el maquillaje con un pañito desmaquillador, después debes  lavar tu cara con jabón de cara o solo con agua, posteriormente debes aplicarte un tónico facial o un spray que te ayude a cerrar los poros (en mi caso el agua de rosas me funciona muy bien), finalmente debes dejar que se absorba el tónico y aplicarte tu crema de noche la cual nos ayuda a prevenir arrugas y a nutrir el cutis.

En las mañanas después del baño solo debes aplicarte nuevamente el tónico y ponerte bloqueador dermatologico antes de maquillarte, este te ayuda a disminuir la aparición de manchas en la piel por el sol, te nutre y mitiga la aparición de imperfecciones. Ya finalmente te puedes maquillar de forma habitual, en la medida de lo posible con la menor cantidad de base y preferiblemente que esta ayude a reducir los poros y controlar el brillo.

Por último, si tu cara es propensa a la aparición de imperfecciones intenta dejarte la mayor cantidad de tiempo posible sin maquillaje, aplícate mucho tónico, evita a toda costa exprimirte las imperfecciones con la uñas debido a que se contamina mucho el poro, realiza mejor este procedimiento con un pañito. Finalmente, ten mucho cuidado si te retiras los bellos faciales con cuchilla o cera porque cuando te salen de nuevo el bello, el poro se abre y con el maquillaje lo puedes contaminar haciendo que te aparezcan barros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *