Menú Cerrar

Amarte antes de amar

Muchas personas hemos llegado a un relación amorosa con un sin número de problemas de autoestima que hacen que la convivencia termine siendo tormentosa, dolorosa, y que puede conducir a su mismo final; estas inseguridades propias terminan desencadenando factores como: celos, agresiones, infidelidades, falta de afecto, entre otras. 

Por suerte nunca es tarde para cambiar, y sí bien es cierto que modificar comportamientos tan arraigados es complicado, nunca es imposible; es por esto que para empezar a brindar un amor más sano, debemos conocer primero nuestras preocupaciones y tormentos, cómo surgieron y así buscar formas de mejorar. 

Estos procesos siempre pueden ser mejor de tratarlos con un terapeuta pero si bien la persona no lo considera apropiado y sus inseguridades no han repercutido en acciones violentas puede hacerlo solo, con una buena dosis de motivación y compromiso. 

Como punto inicial, debemos hacer un estudio de las falencias que hemos tenido en otras relaciones con el fin de conocer si las inseguridades siguen siendo las mismas, debemos ser muy sinceros con nosotros mismos, aceptar cuando la culpa ha sido nuestra para poder entender que no nos hacía feliz y por qué hicimos daño o por qué dejamos que nos hicieran daño de más. 

Como siguiente punto, si estas en este momento en una relación y quieres cambiar para conservar a tu ser amado, debes entender dos puntos importantes, el primero, que si esa persona ya no te ve con amor y ya no despiertas su pasión la misión es muy muy difícil y deberán de contar con ayuda profesional.  

En segundo lugar, que aunque es lindo que quieras mejorar por alguien a quién amas es necesario que entiendas que no solo lo haces por el o ella, sino por ti mismo, porque si esa persona el día de mañana no esta, tu eventualmente vas a conocer más personas y no podrás continuar cometiendo los mismos errores y así, seguir perdiendo a tus seres queridos por tus inseguridades. 

Después de conocer nuestras falencias y saber que estamos superando nuestras inseguridades no por los demás, sino por nosotros mismos y nuestra paz interior, es hora de empezar a modificar pensamientos y acciones para mejorar nuestro autoestima, lo primero y más importante es no enfocarse en las acciones donde por ejemplo: 

Nos proponemos no espiar el celular de nuestra pareja, pero si esta acción no se acompaña con pensamientos positivos y de cambio, sentiremos la misma inseguridad aunque no le miremos las conversaciones porque seguiremos con el miedo de pensar que se habla con alguien más.

Es por esto, que los pensamientos son cruciales para cambiar nuestras acciones, para cada inseguridad hay pensamientos distintos, vamos a hacer una pequeña lista de las inseguridad y los pensamientos que debemos mejorar ante ellos: 

1. Ausencia de amor propio: ya sea porque no nos consideremos tan lindos, tan inteligentes, o tan superiores a otras personan en muchos aspectos, debemos partir por entender que siempre existirán personas con más y menos cualidades que nosotros. Por consiguiente, tu pareja siempre tendrá mejores y peores oportunidades que tu, así que si está contigo dandote todo su amor es porque considera que dentro de todas las cualidades que tienes y no tienes, eres la persona que más se ajusta a lo que ella o el busca. 

Claro esta que siempre hay aspectos a mejorar como ser más detallista, más cordial, más afectuoso, pero desde que se demuestren fuertemente amor no importan tus defectos si estás dispuesto a mejorarlos día a día y darle siempre tu mejor versión a aquella persona que amas tanto, y donde ella o el valoran ese esfuerzo. 

2. Exceso de emociones: somos muchas las personas que vivimos nuestros sentimientos con intensidad, por consiguiente cuando somos felices demostramos exceso de amor y buena energía; pero la cuestión cambia fuertemente cuando por el contrario estamos tristes o molestos, en estos estados de ánimo podemos lastimar bastante a nuestros seres queridos ya sea porque somos muy groseros o los descuidamos sumergiéndonos en nuestros sentimientos, es por esto, que se debe ser muy consiente de este factor, y tratarlo según las condiciones propias de cada persona, buscando siempre desahogar nuestras inconformidades sin lastimar a los demás. 

Por ejemplo: algunos preferimos alejarnos de las personas cuando estamos tristes o molestos porque somos altamente conscientes que podemos lastimarlos, por consiguiente, debemos primero calmarnos antes de hablarles o expresarles las molestias. 

3. Falta de sinceridad: muchas personas redundan innecesariamente  en las mentiras u “omisión de información” y aunque este factor es difícil de corregir puesto que en muchas ocasiones viene arraigado desde la infancia, es importante ser consiente de el y tratar de modificarlo exponencialmente, puesto que en las relaciones amorosas traen mucho dolor realmente innecesario. Como punto de inicio, se debe ser consciente que una relación debe ser un flujo de información para poder tomar desiciones adecuadas desde ambas direcciones, por consiguiente desde las mentiras más pequeñas a las más grandes se deben evitar.   

Muchas personas mienten porque saben que a su pareja le pueden molestar ciertas acciones o actuaciones, pero es ahí donde se debe poner altos, es decir, si por ejemplo: a tu pareja no le gusta que salgas con tus amigos pero tu no haces absolutamente nada malo y le mantienes de rato en rato al tanto, no tiene porque controlar ese aspecto tuyo; debes entonces, hacerle entender que no pueden estar siempre juntos y que cuando el o ella no está presente tu eres exactamente igual como si estuviera ahí. 

El punto máximo de las mentiras en una relación es la infidelidad, en este punto ya la relación no solo habrá perdido gran valor, sino que también la persona estará jugando constantemente con su misma tranquilidad (de ser descubierto/a) es por esto que por el respeto no solo de la otra persona sino propio, se debe velar que la relación culmine antes de llegar a este punto tan molesto e innecesariamente doloroso. 

4. Poca demostración de afecto: a algunas personas les cuesta más que a otras demostrar el amor por su pareja, unos consideran que un obsequio solo en ocasiones importantes es suficiente, este factor seguramente viene de las demostraciones de afecto que recibieron en el nucleo de su hogar, pero lo cierto es que el amor se debe demostrar y decir todos los días y no siempre deben ser los regalos más caros o lujosos, una carta de amor o un dulce pueden alegrar el día de cualquier amor. 

5. Negativismo extremo: hay personas que antes de iniciar una relación se encuentran pre-dispuestos al sufrimiento y por consiguiente creen o sienten que pasarán nuevamente un momento de dolor, este sentimiento puede surgir como consecuencia de sufrimientos vividos en anteriores relaciones; lo más importante en este punto, es ser consciente que estos dolores del pasado no se han sanado y ese ciclo se debe cerrar bien, para posteriormente, entender que tu actual pareja no tiene la culpa de los dolores que te causo tu antigua relación y así mismo, que ella o el no piensa, siente ni ama igual. 

Como conclusión, es importante aprender de los errores, buscar siempre mejorar principalmente para nosotros mismos, buscar ayuda de ser necesario, y encontrar tranquilidad al estar con alguien. Muchas veces ambas personas traen consigo muchos dolores y resentimientos difíciles de olvidar, y por consiguiente deben ser un equipo dispuesto a escuchar, conocer, querer, aceptar y crecer juntos por el bien personal y de la relación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *