Menú Cerrar

Alivia tu estrés

Hoy día una de las enfermedades más comunes es el estrés, y sin importar su causa termina por conducir a muchas enfermedades adicionales, incluso muchos estudios confirman que puede producir cancér. Lo cierto, es que todos hemos pasado en pequeños o grandes momentos por una situación que nos desgasta emocionalmente y nos produce estrés, y la solución no es ta fácil como “relajate no te preocupes tanto” porque de ser así, nadie se estresaría.

Es por eso, no pretendo decirte que te relajes sino darte herramientas para que te sea más sencillo calmarte y soltar lo que te esta congestionando tanto:

1. Hacer deporte: el ejercicio nos ayuda a liverarnos de tóxinas y nos regula el sistema cardiovascular, respiratorio, digestivo, entre otros. Adiconalmente, nos mantiene enfocados en una actividad distinta al problema que traemos en mente. 

  • Los médicos sugieren mínimo 30 minutos diarios pero para quienes no son tan deportistas con dos veces a la semana estará bien. Mi recomendación especial es la natación como bien ya lo mencione en: ¿Por qué elegir la natación?, pero no importa cúal sea tu favorito siempre y cuando lo práctiques.

2. Ten meditaciones espirituales: no importa la religión o creencia que tengas, en este punto lo importante es que tengas una conexión importante contigo misma, que te permita entender qué te molesta, porqué te molesta y cómo podrías soltar ese peso que traes.

  • Mi recomendación es hacer un poco de yoga y contectarte con la naturaleza, para lograr así, una tranquilidad espiritual en estas conversación contigo misma o con tu ser supremo; esto te ayudará a despejar la mente y reflecionar sobre tus acciones

3. Exprésate: comunica tu malestar a la (s) persona más  allegada que tengas, quién te pueda escuchar y aconsejar.         Es muy importante que sueltes tu dolor y no cargues con tu    pena en silencio, desahogarte y expresar tus sentimientos te ayuda a liberar tu carga. 

Aconsejo que este proceso se realice con una persona muy allegada que realmente se preocupe por tu bienestar y no por divulgar tus penas.

 

4. Conoce de historias de vida: cuando observamos casos de superación personal, potencialización de la fé, fuerza de voluntad, entre otros; nos ayuda a valorar mucho nuestra realidad y a quitarle peso a los problemas que nos atormentan que pueden en realidad no ser tan difíciles como parecen. Puedes ver distintos de estos video en TED Talks, en programas de casa talentos, en documentales, series y entre otros.

5. Finalmente, duerme bien: el sueño es muy importante para descansar la mente y poder tener energía para afrontar el día a día, las personas que tienen problema de sueño suelen estar más alterados y por consiguiente no logran la paz interna para dejar ir sus problemas. Si a veces no puedes dormir, crea una rutina de sueño: acuéstate a la misma hora, desconectate de tus dispositivos móviles, no pienses en el trabajo ni en tus problemas sino enfocate en soñar despierto y aleja todo lo que te pueda llegar a levantar.

  • Espero estos nuevos hábitos te ayuden a disminuir tus preocupaciones y te faciliten llevar una vida más sana y tranquila, igualmente no olvides esta frase un poco cliché pero útil: “si algo tiene solución ¿Para qué te preocupas? Y si no la tienes ¿Para qué te preocupas?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *