Menú Cerrar

Dieta para colon irritable

Cuando se padece esta molesta enfermedad es importante conocer que cada cuerpo lo vive de forma distinta, es decir bajo la dieta que traiga la persona hay productos que le hacen más daños que otros, pero a nivel general, se deben restringir totalmente el consumo de grasas, picantes, lactosa y fibra soluble.

La dieta más recomendada consiste en:

LECHES Y DERIVADOS: si se presenta intolerancia a la leche suspender su consumo y sus derivados como el caso de helados, cocoa, chocolate, cremas, yogurt entre otros. Estos solo se podrán consumir si contienen leche deslactosada. Se deben evitar adicionalmente: quesos cremosos, doble crema o mozzarella, cambiarlos por queso campesino o tipo cuajada.

PREPARACIONES PERMITIDAS: jugos sin cascaras no ácidos, frutas cocidas o enlatadas, purés de frutas como pera, banano, papaya, manzana.

PREPARACIONES NO PERMITIDAS: frutas secas, frutas con cascara, con semillas o jugos cítricos.

VEGETALES PERMITIDOS: tomate, zanahoria, remolacha, frijol verde, puré de vegetales cocidos o enlatados.

VEGETALES NO PERMITIDOS: cebollas, brócoli, coliflor, maíz, repollo, cohombro, calabaza, espinaca, zuchini, leguminosos o cualquier vegetal con cascara y semillas;

CEREALES Y PANES: consumir únicamente pan blanco o refinado y cereales no integrales como avena, arroz blanco, saltinas, crema de trigo. Se debe evitar: pan integral, ajonjolí, maíz pira, uvas pasa, nueces, galletas dulces, granola, coco y semillas

HARINAS Y TUBÉRCULOS: ingerir papa común sin cascara y pasta refinadas como espagueti, macarrones o tallarines.

GRASAS: utilizar aceites vegetales para la preparación de alimentos. Evitar a toda costa: salsas, cualquier preparación frita y mantequilla de maní.

BEBIDAS: se puede consumir café o té descafeinado. Se deben evitar: chocolate, alcohol, bebidas achocolatadas y gaseosas.

CARNES: Todas las carnes son permitidas es solo de fijarse en los métodos de preparación, es decir: sin condimentos fuertes, sin grasas no naturales, sin salsas y sin picantes.

Asimismo se encuentra claramente prohibido el consumo de tabaco, toda bebida alcohólica y demás sustancias que alteren el estado habitual del cuerpo.

Este malestar realmente puede cambiar la vida de alguien, porque cohibirse de tantos alimentos es muy difícil pero ni hablar de vivir con malestar estomacal y el estómago inflamado todo el tiempo. Por eso es importante conocer lo que si tolera el cuerpo y lo que definitivamente no y con base a esa información crear una nueva rutina de consumo.

Finalmente, buscar hacer ejercicio y mejorar los hábitos de salud espiritual es de mucho valor, hago referencia a estos aspectos debido a que el estrés es un detonante muy fuerte de este padecimiento y por consiguiente se deben hacer actividades que mitiguen o disminuyan este estado emocional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *